Que no le vendan gato por liebre

Hay dos paradigmas que muchos están promoviendo… de forma equivocada. Bueno, hay muchos, pero hoy me concentraré en dos:

1- “La nube” se dice en singular, pero son muchas nubes las que terminarán siendo usadas

2- “La nube” se refiere a un servicio público. Pocos hablan de que puede tenerse una nube dentro de mis cuatro paredes.

Para ilustrar el primer tópico, sólo basta seleccionar un proveedor SaaS de E-Mail, y con un poco de investigación, notaremos que esos buzones que estoy contratando por mes por usuario viven en una nube de infraestructura que a lo mejor mi proveedor de E-Mail no es el dueño, y que encima de eso está utilizando otras nubes para filtrar spam/virus o para proveer bitácoras de auditoría.  Fácilmente entonces aquí 4 nubes están dándome 1 servicio.   Lo importante aquí es que se cumpla uno de los atributos clave de “Cloud Computing”: el que tal e-mail sea consumido como un servicio; una caja negra que yo simplemente uso y que no estoy involucrado en los detalles de implementación del mismo.

El segundo tópico se refiere a que esa definición que ya antes se publicó de “Cloud Computing” puede implementarse haciendo cambios en la arquitectura de mi datacenter.  Que es precisamente lo que hizo Amazon hace unos años, cuando se vió en la necesidad de asignar recursos como CPU, memoria y almacenamiento de forma elástica a diferentes componentes de su plataforma electrónica de ventas.  Y al hacerlo se dió cuenta que tenía recursos holgados y disponibles para balancear carga y hasta para vender a terceros y generar una fuente de ingresos adicional.  Pero no divaguemos de Amazon por ahora, centremonos en que si algo como capacidad de procesamiento y memoria puede ser arquitectado para ser usado con todos los conceptos de Cloud, ya empezamos a tener en nuestro datacenter los beneficios de Cloud Computing, pues las aplicaciones no están restringidas al servidor donde fueron instaladas, sino pueden crecer hacia otros servidores conforme se necesite.  La idea aquí es evitar tener ahorcado a un servidor mientras hay otros servidores holgados.  Pero esto es un mero ejemplo de IaaS…

¿quedó la duda que son estos tres modelos arquitectónicos: IaaS, PaaS, SaaS?  pues bien, ese será el tema de la siguiente publicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: